Zorro Fénec

Zorro Fénec

Zorro Fénec

Vulpes zerda

El zorro fénec, feneco, zorro del desierto o simplemente fénec puede encontrarse también bajo el nombre científico Fennecus zerda. Lo más sobresaliente de su anatomía son sus enormes orejas, que le brindan un agudísimo sentido auditivo.

Descripción

El zorro fénec es el más pequeño de todas las especies de zorros e incluso de todos los cánidos. En su adultez, los individuos miden aproximadamente 20.3 centímetros de altura y de 24 a 41 centímetros de longitud, en tanto que su peso es de apenas unos 0.68-1.59 kilogramos. La cola mide de 18 a 30 centímetros de largo.

Orden: Carnivora
Familia: Canidae
Género: Vulpes

Las orejas, de unos 10-15 centímetros, le ayudan además a disipar el calor en medio de un hábitat donde las altas temperaturas son la constante. Un hocico puntiagudo persiste en el estrecho rostro, y el suave pelaje relativamente largo muestra un color arena que le permite camuflarse en el suelo del desierto. Las plantas de sus pies están protegidas con piel gruesa y pelos largos para evitar que el caliente suelo los lastime.

Distribución y hábitat

Las poblaciones más grandes se hallan en el centro del Desierto del Sahara.

El rango geográfico de Vulpes zerda abarca el norte de África a través de Egipto, Libia, Chad, Marruecos, Túnez, Mauritania, Sudán, Malí, Níger y Argelia. Las poblaciones más grandes se hallan en el centro del Desierto del Sahara.

Es una especie completamente adaptada a la vida en sus hábitats: los desiertos de arena y los semidesiertos, en ambientes áridos de escasa vegetación. Se le ha encontrado en dunas de arena cerca de la costa del océano Atlántico.

Características del zorro Fénec

Zorro Fénec – Vulpes zerda

Alimentación

El zorro fénec se alimenta de animales pequeños, generalmente insectos como los saltamontes y las langostas, roedores, aves, pequeños lagartos y huevos. Pero como es omnívoro, suele complementar su dieta con hojas, raíces y hasta frutas; a través de estos alimentos obtiene gran parte de la hidratación que necesita y es por esto que puede sobrevivir sin beber agua durante un tiempo indefinido.

Gracias a sus orejas, el zorro fénec es capaz de escuchar a sus presas incluso cuando estas están resguardadas bajo la arena. Una vez que encuentra un objetivo, excava para capturarlo y darle muerte con una certera mordida en el cuello. Acostumbra cazar solo.

Comportamiento

Se sabe que esta especie vive en unidades de hasta 10 miembros, que constan de una pareja y sus crías. Es posible que algunos descendientes de la camada anterior permanezcan en su familia y continúen en ella aun cuando han nacido otros pequeños zorros. Los machos son dominantes, y compiten durante la temporada de reproducción.

Son animales nocturnos, pues durante el día prefieren descansar para resguardarse del sol.

Están considerados como animales nocturnos, pues durante el día prefieren descansar en la madriguera para resguardarse del sol y las altas temperaturas. Muchas madrigueras se convierten en largos y complejos sistemas de túneles con varias entradas, lo que les facilita huir de sus enemigos. No es muy raro que más de una familia comparta las madrigueras.

Los individuos tienen un amplio repertorio de vocalizaciones con las que se comunican entre sí.

Información sobre el zorro del desierto

Características físicas del zorro Fénec o del desierto.

Reproducción

Los fénec son especies monógamas, por ende, se aparean con un solo individuo. Una vez que alcanzan la madurez sexual, alrededor de los 9 meses de edad, comienzan a mostrar un comportamiento que los lleva a establecer contacto con miembros del sexo opuesto. El apareamiento ocurre en enero o febrero, y después de 50-52 días de gestación, nace una camada de 1 a 4 cachorros dentro de una madriguera.

Al principio, los cachorros tienen los ojitos cerrados y las orejas plegadas, pero al cabo de 10 días sus ojos se abren. La madre los alimenta con leche materna durante 61-70 días y comienzan a consumir alimentos sólidos.

Vulpes zerda tiene crías solo 1 vez al año.

Amenazas y conservación

Está legalmente protegido en Marruecos, Egipto, Argelia y Túnez.

Aparece como especie de “Preocupación Menor” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Su principal amenaza parece ser el acoso del ser humano a través de las actividades turísticas que se realizan en zonas donde vive, pero también es objeto del comercio de mascotas “exóticas”.

Está legalmente protegido en Marruecos, Egipto, Argelia y Túnez, y habita en algunas áreas protegidas.