Evolución del Zorro

Evolución del Zorro

Evolución del Zorro

¿Cómo evolucionaron los zorros?

No siempre han sido como todos los conocen. Detrás de su apariencia, su comportamiento y sus adaptaciones al medio ambiente existe una historia de cambios a través de muchísimas épocas.

Para conocer la larga evolución de estos animales, hay que remontarse a millones de años atrás.

Mamíferos antes que zorros

La mayoría de los científicos cree que los mamíferos empezaron a poblar la Tierra hace aproximadamente 65 millones de años, durante el período Cretácico. Más tarde, los mamíferos se separaron en 3 grandes grupos: placentarios, que se desarrollan en el interior de la madre envueltos en una placenta; marsupiales, que completan su desarrollo en una bolsa o marsupio fuera del cuerpo materno; y monotremas, que surgen de huevos pero son amamantados.

Los mamíferos placentarios se diversificaron durante el transcurso de los años de forma notable, en comparación con los monotremas y los marsupiales, es decir, adquirieron formas y características diferentes entre sí y se separaron en muchas especies. Empezaron a dominar tanto la tierra firme como el agua e incluso el aire, con la aparición de los ancestros de los murciélagos.

Hace unos 36.5-40 millones de años, el primer cánido surgió en Norteamérica.

En el Paleoceno y Eoceno, los miembros de la familia Miacidae tuvieron un período de prosperidad. Eran animales parecidos a las modernas civetas, que se alimentaban de pequeños animales. Es posible que los primeros integrantes del orden Carnivora hayan evolucionado de algunos miácidos hace unos 55 millones de años, los cuales, a su vez, dieron origen a los caniformes, miembros del suborden Caniformia.

Los primeros carnívoros, del orden Carnivora, pudieron pertenecer al género Myacis, y posteriormente se diversificaron.

De cánidos y zorros

Los caniformes se separaron de los feliformes (suborden Feliformia) presumiblemente durante el Eoceno debido a diferencias importantes. Estos últimos se especializaron en el consumo exclusivo de carne, mientras que los primeros adoptaron una dieta más amplia y tendieron a ser omnívoros.

Hace unos 36.5-40 millones de años, el primer cánido surgió en Norteamérica. Se le ha clasificado como parte del género Prohesperocyon bajo el nombre científico Prohesperocyon wilsoni. La familia Canidae comenzó a crecer y se formaron grupos con rasgos comunes. En algún punto del Oligoceno, esta familia se dividió en 3 subfamilias: Caninae, Hesperocyoninae y Borophaginae.

Caninae, surgida hace unos 34 millones de años, es la única que todavía existe, pues las otras se extinguieron. Los cánidos modernos empezaron a expandirse durante el Mioceno, y aparecieron los géneros Canis, Urocyon y Vulpes; en estos dos últimos se hallan especies modernas de zorros. Fue precisamente en el Mioceno, hace 4.5-9 millones de años, cuando los últimos ancestros de los lobos (Canis) se separaron de los antecesores de los zorros.

El fósil más antiguo del género Vulpes pertenece a una especie nombrada científicamente como Vulpes riffautae, la cual al parecer vivió en Chad a finales del Mioceno, hace aproximadamente 7 millones de años. Sin embargo, es posible que las especies más antiguas sean Vulpes kernensis y Vulpes stenognathus, zorros pequeños que vivieron en California a finales del Mioceno. De ser así, las especies del género fueron los únicos cánidos que regresaron a América, de donde se habrían originado.

El fósil más antiguo del género Vulpes data de hace 7 millones de años.

Los primeros miembros del género Vulpes eran más pequeños que los modernos. La primera especie europea de la que se tiene registro es Vulpes praeglacialis, cuyo fósil se encontró en Grecia. Vulpes alopecoides era una especie europea del Plioceno superior y el Plioceno-Pleistoceno, y se cree que pudo haber sido un ancestro del zorro rojo (Vulpes vulpes). De hecho, los orígenes y evolución de los zorros aún no están del todo claros; existe más información sobre Vulpes vulpes que de otras especies.

Los fósiles más antiguos del zorro rojo datan de 3.4-1.8 millones de años, y fueron encontrados en Hungría. Existe una teoría de que las poblaciones nativas de zorros rojos de Norteamérica se originaron de dos linajes separados que se aislaron hace casi medio millón de años por el avance de glaciares, pero ahora se piensa que es probable que el zorro rojo haya llegado a América desde Asia durante una glaciación hace 300,000-130,000 años atrás, y después se haya extendido hacia el sur de lo que hoy es Estados Unidos. De cualquier forma, los zorros rojos americanos estuvieron aislados de los europeos durante un período aproximado de 400,000 años.

Durante el Pleistoceno, ya los zorros del género Vulpes eran abundantes y gozaban de una amplia distribución en Europa, Asia y América. Muchas se extinguieron, pero otras, como Vulpes macrotis, Vulpes velox y Vulpes chama, aún recorren la Tierra.