Zorro Rojo

Zorro Rojo

Vulpes vulpes

El zorro rojo o zorro común es la especie más reconocida entre todas las demás especies de zorros del mundo. Es una figura recurrente en el arte y el folclore de las zonas donde habita, y ha aparecido en muchas películas populares. Asimismo, se trata del miembro del orden Carnivora más abundante que vive en estado salvaje.

Descripción

Vulpes vulpes es la especie más grande de su género. En los adultos, la longitud cabeza-cuerpo es de 45 a 90 centímetros y la altura hasta los hombros es de 35-50 centímetros. La cola puede alcanzar hasta 55.5 centímetros de largo. De constitución esbelta, su peso se encuentra en el rango 2.2-14 kilogramos; las hembras suelen ser un 15-25 por ciento menos pesadas que los machos.

Orden: Carnivora
Familia: Canidae
Género: Vulpes

El zorro rojo es identificable por su hocico puntiagudo, orejas grandes, larga y espesa cola y su característica coloración. En realidad, el color del pelaje varía de acuerdo con la región donde vive, pero por lo general se muestra marrón rojizo en la parte superior, beige o blanco en la inferior y marrón oscuro a negro en las patas y la parte trasera de las orejas. Algunos individuos exhiben tonalidades amarillentas en el lomo, y plateadas o ceniza hacia la mitad inferior del cuerpo. La punta de la cola tiende a ser negra o blanca.

Características del zorro rojo

Zorro rojo – Vulpes vulpes

Distribución y hábitat

Goza de un rango geográfico de aproximadamente 70 millones de kilómetros cuadrados. El zorro rojo se distribuye en el hemisferio norte desde el Círculo Polar Ártico hasta el norte africano, las estepas de Asia y Norteamérica. Está presente en países como Japón, Reino Unido, Austria, Francia, Canadá, Estados Unidos, Suecia, Noruega, Finlandia, Alemania y Países Bajos. Fue introducido en Australia en el siglo XIX, mientras que algunas subespecies fueron introducidas en Canadá y Estados Unidos en el siglo XVII. Por otra parte, existen ciertas regiones del hemisferio norte donde está ausente, como Islandia, Groenlandia, las islas del Ártico, los desiertos extremos y zonas norte de Siberia.

Goza de un rango geográfico de aproximadamente 70 millones de kilómetros cuadrados.

Dado que tiene una amplísima distribución, prospera en varios tipos de hábitats, como: tundra, desiertos, bosques, praderas, montañas, tierras de cultivo y dunas de arena, en terrenos desde el nivel del mar hasta 4,500 metros de altitud. Se adapta muy bien a los entornos urbanos, y no es raro que muchos individuos vivan en ciudades tan grandes como Londres, sobre todo en los suburbios residenciales.

Alimentación

Omnívoro oportunista, el zorro rojo come casi cualquier cosa que está a su alcance. En su hábitat natural, su dieta incluye animales pequeños como ratones, ardillas, jerbos, marmotas, hámsteres y otros roedores, así como aves, insectos, gusanos, reptiles, carroña, frutas, hierbas y tubérculos. Ocasionalmente caza animales ungulados pequeños. Las frutas más consumidas son las moras, las cerezas, las frambuesas, las uvas, las ciruelas, las bellotas y las manzanas, entre otras. Los zorros rojos de las zonas urbanas suelen hurgar entre los contenedores de basura y consumir restos hasta de alimento para mascotas.

Cuando se trata de cazar, se afana en ser sigiloso pero no por ello menos eficaz. En caso de detectar un roedor, el zorro permanece totalmente quieto y alerta ante los sonidos y movimientos de su presa. Cuando esta menos lo espera, el cánido salta y cae con las patas hacia abajo para atraparlo con ellas.

Acostumbra cazar solo y comer hasta 1 kilogramo de alimento al día.

Información sobre el zorro rojo

Zorro rojo en Siberia, Rusia.

Comportamiento

Es un animal más solitario que social, cuyas actividades principales son realizadas durante la noche o el crepúsculo, aunque de vez en cuando sale a merodear en el día. Se refugia en guaridas bajo la tierra, excavadas por él mismo o pertenecientes a otro animal que fue dueño anterior.

Se conocen algunas vocalizaciones que usa para comunicarse a corta y larga distancia. También marca los objetos con orina, heces o secreciones de glándulas que se ubican en diversas zonas del cuerpo para indicar su presencia.

Reproducción

Vulpes vulpes es un mamífero generalmente monógamo; es decir, se aparea con una sola pareja, si bien en ocasiones un solo macho se aparea con varias hembras. Una vez que los adultos alcanzan la madurez sexual, aproximadamente a los 304 días de edad, pueden comenzar a tener descendencia.

Una hembra puede dar a luz a una camada de hasta 13 cachorros.

La temporada en la que se aparea no es la misma en todas partes, pero muchas veces coincide con el invierno. Macho y hembra copulan durante 15-20 minutos, y ambos permanecen juntos después. El período de gestación es de 49 a 58 días, tras los cuales la hembra da a luz una camada de hasta 13 cachorros que reciben los cuidados de sus progenitores. El padre se torna muy protector con la madre y sus crías, y a menudo él es quien la alimenta durante las primeras semanas posteriores al parto.

Las crías se alimentan de leche materna durante 6 o 7 semanas, y en el otoño ya han crecido lo suficiente como para valerse por sí mismos.

Amenazas y conservación

La especie está clasificada en la categoría “Preocupación Menor” de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, y no se le considera amenazada. No obstante, los cachorros y algunos adultos a veces son presa de aves de rapiña, coyotes, lobos, osos y pumas. Debido a su abundancia y su tendencia a atacar animales domésticos, en varias partes del mundo los seres humanos los consideran una plaga y les dan caza.